Prácticas territoriales alternativas

howard4c

Tradicionalmente desde la planificación del territorio y urbana se ha concebido la ciudad como un espacio aséptico sobre el que se construyen nuevas arquitecturas que sin duda mejorarán la calidad de los habitantes. El plan se concibe como un instrumento estático, rígido, de arriba a bajo y por lo tanto con escasa participación efectiva, y que dibuja una imagen ideal de la ciudad o del territorio en un plazo de tiempo bastante amplio. Esta concepción tecnocrática como política típica del Estado de Bienestar entra en crisis con la imposición creciente de la ideología y proyecto neoliberal que poco a poco va impregnando e influyendo en la totalidad de políticas públicas de los países desarrollados, incluyendo en ellas la política urbanística. Se empieza a proponer como solución a los problemas derivados de la planificación anterior como la falta de equipamientos en muchos barrios, de vivienda barata, o los impactos sociales y ambientales de grandes proyectos urbanísticos una planificación más flexible, menos intervencionista y que ponga en el mercado la mayor cantidad posible de suelo con el fin de que los precios comiencen a bajar. Las crisis del petróleo no hacen sino reforzar esta visión de la planificación. Es en este contexto que nace la planificación estratégica como forma de gestión del territorio más a largo plazo y con la participación de más actores, básicamente el sector empresarial. Bajo este paradigma, la vivienda y la construcción de infraestructuras se convierte en uno de los principales motores de crecimiento económico en muchos países, un crecimiento que no parece tener límites.

Sin embargo cada vez son más las voces que comienzan a cuestionar este modelo neoliberal de gestión del territorio. Del urbanismo jerárquico y centralizado se pasa al urbanismo empresarial que convierte a los ciudadanos en usuarios o clientes. Cuestiones sociales como la pobreza, el paro, la desindustrialización, la contaminación, el éxodo rural o las desigualdades de todo tipo poco interesantes para el capital se dejan en un segundo plano. El principal esfuerzo consiste en mejorar la imagen de la ciudad, atraer inversiones y hacerla más competitiva a toda costa.

rotonda

En España han proliferado los “cadáveres urbanos” tras la crisis, cientos de proyectos urbanísticos abandonados a medio construir, en muchos casos proyectos totalmente absurdos en el que se ve a vista de pájaro viales y parcelas abandonadas sin ninguna relación con el territorio en que se asientan. EN esta imagen Escúzar, en Granada.

A partir de principios del siglo XXI comienza a debatirse la función transformadora y social de la planificación urbana y territorial. La realidad es que demasiados planes sectoriales no consiguen sus objetivos, demasiados planes que intentan racionalizar el consumo de suelo no terminan de aprobarse y demasiados planes que intentan poner freno a la destrucción de patrimonio, de suelo y de naturaleza ni siquiera se acaban de redactar o son modificados sustancialmente hasta quedar desvirtuados. La gran paradoja de la planificación territorial en España es que pese a que la mayor parte de las comunidades autónomas poseen leyes y planes de ordenación racional y sostenible del territorio, el resultado difiere poco de la época del desarrollismo franquista en el que no existía planificación territorial de ningún tipo.

Tanto desde el mundo del periodismo, como de los movimientos sociales y posteriormente de la academia, comienza a criticarse duramente la planificación neoliberal del territorio. Comienza a cuestionarse seriamente el paradigma del crecimiento y del desarrollo sostenible como ideología o conjunto de políticas que han resultado devastadoras para el medio ambiente y capas amplias de la ciudadanía. Se propone una revisión en profundidad del carácter de la planificación territorial y urbanística, que va mucho más allá de la planificación y que plantea todo un cambio de modelo social y de vida, tal y como se detalla a continuación:

Procrecimiento Procomún
Relaciones económicas Economía de mercado Economía social, sostenible y cooperativa
Filosofía de vida Individualismo, materialismo y consumismo Activismo, comunitarismo, ecologismo
Relaciones tecnológicas Dependencia tecnológica, obsolescencia programada Emancipación, la tecnología como herramienta
Acceso a la vivienda Vivienda en propiedad con endeudamiento de por vida Construcción colaborativa, cooperativa de vivienda, masovería urbana, autoconstrucción
Trabajo Minijobs, flexibilización, precariedad Co-working, cooperativismo, bancos de tiempo
Relaciones con la naturaleza Explotación, museificación, pago por servicios ambientales Readaptación a ciclos naturales
Tierra Recurso residual, res nullius Recurso central, res communis, custodia, huertos urbanos
Política Democracias representativas Democracias directas

En definitiva esta línea de investigación explora y analiza nuevas formas alternativas de planificación y gestión territorial, urbana y ambiental en ciudades y pueblos que buscan pasar del plan o el gobierno del territorio como algo lejano y estático o totalmente permisivo con el consumo de suelo y recursos, al proceso ciudadano participado, creativo, multiescalar y mutlidisciplinar, on en otras palabras a la construcción y producción comunitaria de espacio, a partir de herramientas como la masovería, la custodia del territorio o el cooperativismo.

Anuncios